Quick Exit

If you are in immediate danger, CALL 911.


Agresión Sexual

La agresión sexual incluye una amplia gama de conductas sexuales no deseadas que se realizan en contra de la voluntad de una persona, o cuando una persona no es capaz de dar su consentimiento por motivos de edad, discapacidad, nivel de intoxicación u otras razones. Cada estado emplea una definición legal diferente para describir los actos sexuales abusivos. Muchos estados incluyen los siguientes actos en sus definiciones: relaciones sexuales forzadas, actos sexuales anales u orales forzados, acoso a menores, incesto, caricias e intento de violación.

Los perpetradores de actos de agresión sexual pueden ser cónyuges, conocidos, amigos, familiares o extraños. Pueden usar violencia, amenazas, coerción, manipulación u otras formas de presión o engaño para cometer agresión sexual.

¿Qué es la Agresión Sexual?

Si bien la lista no es exhaustiva, usted puede ser víctima de agresión sexual si alguien:

  • La toca sin su permiso
  • La obliga a mantener actos sexuales mediante coerción o fuerza física
  • La viola mientras se encuentra dormida o bajo los efectos de alcohol o drogas
  • La penetra con partes de su cuerpo o un objeto
  • La intimida para realizar actos sexuales sin su consentimiento

Si ha sufrido una agresión sexual, podría:

  • Sentir diversas emociones que incluyen, entre otras, indefensión, enojo, tristeza y shock
  • Sentirse abrumada o confundida sobre qué hacer
  • No querer ver amigos o familiares, o tener dificultad para conectarse con ellos
  • Sentir dolor, sangrar y despedir fluidos de sus genitales, ano o boca
  • Tener pesadillas o recuerdos recurrentes
  • Tener cambios en sus patrones de alimentación o sueño
  • Tener dificultad para concentrarse
  • Sentirse no afectada, indiferente y adormecida

¿Qué es el consentimiento?

Consentimiento es cuando una persona acepta, da permiso o expresa un “sí” entusiasta a un acto sexual. El consentimiento siempre se da libremente para cada cambio en la actividad, y cada participante puede decir que no o detener la actividad en cualquier momento. Consentimiento es una definición legal y puede cambiar según el estado. Para obtener más información sobre cómo se define “consentimiento” en el lugar donde vive y las penas por delitos sexuales, plazos de prescripción de la acción penal, etc., visite el sitio web de RAINN: Leyes en su Estado.

Víctimas Masculinas

Si usted es una víctima masculina de una agresión sexual o violación, sepa que no está solo.

Existe un matiz diferente respecto del impacto de la agresión sexual cuando la víctima es un hombre. Muchas víctimas masculinas sienten que las normas sociales y las expectativas sobre ellos (como hombres o niños) discrepan con sus sentimientos de impotencia como producto de la agresión. En ocasiones, las víctimas masculinas sienten que fueron atacadas después de haber sido identificadas (ya sea de manera correcta o falsa) como homosexuales.  Es comprensible que las víctimas se pregunten sobre la causa de la agresión, pero es importante recordar que la agresión sexual se trata de poder y control, no de orientación sexual.

Las víctimas masculinas también pueden tener una erección y/o eyaculación involuntaria. Esto suele ser confuso o vergonzoso para las víctimas y puede malinterpretarse como un signo de placer sexual, pero es una reacción física automática muy común. Al igual que en los casos en los que una persona llora al cortar una cebolla o se reí cuando le hacen cosquillas, estas son respuestas sobre las que la víctima no tiene ningún control, y de ninguna manera son una indicación de que lo que sucedió fue sexo consensuado.

Todos los actos sexuales que se cometen sin consentimiento o como resultado de fuerza o intimidación son actos de violencia y abuso, no son sexo. Esto es válido si las víctimas son hombres o mujeres e independientemente de las orientaciones sexuales del abusador o de la víctima. La agresión sexual, de cualquier forma, no es una pasión sexual, sino refleja principalmente el deseo del abusador de dominar, controlar, humillar o degradar a la víctima.

Recursos Útiles para Víctimas Masculinas:

1in6

  • Ofrece soporte de chat en línea, así como recursos para sobrevivientes hombres:

Male Survivor (Sobreviviente Masculino)

  • Recursos útiles para buscar terapeutas, grupos de apoyo y otro tipo de ayuda

¿Qué Puedo Hacer?

Puede ser difícil qué hacer después de una agresión sexual. Hay varias opciones disponibles y usted puede decidir qué es lo mejor para usted:

  • Llamar al 911 para Recibir Asistencia Inmediata: Usted se conoce a sí mismo y a su situación mejor que nadie. Confíe en sus instintos y llame para pedir ayuda si siente que está en peligro.
  • Denunciar a la Policía: Usted tiene derecho de denunciar el o los incidentes a la policía. Lea más acerca de cómo denunciar y qué esperar del sistema de justicia penal de RAINN.
  • Buscar Atención Médica: Se recomienda buscar atención médica después de una agresión sexual para que le traten cualquier lesión. Incluso si no tiene ningún signo o síntoma físico de una lesión, considere que le hagan pruebas de enfermedades de transmisión sexual, infecciones de transmisión sexual o embarazo. Puede aprender más de RAINN acerca de recibir atención médica después de una agresión.
  • Considerar Obtener un Kit de Violación: Considere hacerse un examen forense de agresión sexual, también conocido como kit de violación, para recopilar evidencia forense de la agresión. Este examen se proporciona de manera gratuita. En todos los estados se le debe permitir hacerse el examen sin que tenga que denunciar ante los cuerpos de seguridad, aunque aun así algunos le pedirán que lo haga. Si se le pide que denuncie, considere buscar un defensor local que pueda ayudarlo a comunicar sus deseos de no denunciar al personal del hospital. Usted decide si se hace el examen o no; sin embargo, si lo hace, la mejor evidencia se recopila lo más pronto posible después de la agresión, y no más de 96 horas después. Tome en cuenta que si no denuncia pero sí se hace el examen, la evidencia del examen no podrá guardarse todo el tiempo que usted quiera, potencialmente limitando la evidencia disponible para un futuro caso legal. Puede leer más de RAINN sobre qué sucede durante este examen.
  • Buscar un Defensor: Podría ser de utilidad buscar un defensor capacitado en agresión sexual en su área que lo ayude a analizar sus opciones y planificar sus siguientes pasos. Muchos centros de agresión sexual pueden ayudarlo a denunciar, acompañarlo al hospital, buscar un asesor y más. El buscador de centros de agresión sexual de RAINN puede ayudarlo a buscar recursos en su área.
  • Conocer Sus Opciones Legales: Todos los estados tienen diferentes leyes sobre cómo definen los delitos sexuales, qué sanciones hay, cuánto tiempo después de una agresión puede denunciar el delito a la policía o cuánto tiempo después puede presentar una demanda civil. Puede encontrar más información acerca de las leyes de su estado en el sitio web de RAINN.
  • Comunicarse con el Coordinador del Título IX de Su Escuela: Los coordinadores del Título IX son funcionarios escolares que hacen cumplir las reglas y regulaciones federales del Título IX. El Título IX requiere que las escuelas protejan a los estudiantes de la discriminación por género y que tomen medidas inmediatas para investigar y detener una agresión sexual en el campus. Puede encontrar más información sobre el Título IX y cómo encontrar al coordinador de su campus en este sitio informativo del Título IX.
  • Buscar Apoyo de Salud Mental: Para algunas víctimas de agresión sexual es útil hablar con un asesor, terapeuta o participar en un grupo de apoyo. El buscador de centros de agresión sexual de RAINN puede ayudarle a encontrar recursos en su área y Psychology Today ofrece una sólida herramienta de búsqueda para buscar asesores y terapeutas locales.
  • Recordar Cuidar de Usted Mismo: Trate de ser amable con usted mismo y dese tiempo y sea paciente mientras sale adelante; todas las personas responden de forma diferente a un delito. Practique estrategias de cuidado de sí mismo y habilidades para afrontar.

Recursos Adicionales

La Red Nacional contra la Violación, el Abuso y el Incesto (RAINN) tiene una línea directa que funciona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, que lo conecta con su centro de defensoría local para que le brinden ayuda y ofrece apoyo en caso de crisis llamando al 1-800-656-HOPE (4673) o a través de su servicio de chat en vivo.

La función de Busque Ayuda Cerca de Usted en el sitio de RAINN lo ayuda a ubicar el centro de crisis en caso de violación más cercano en cualquier parte de los Estados Unidos, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los EE.UU.

La Línea de Ayuda de Seguridad del Departamento de Defensa es un servicio mundial de apoyo en caso de crisis proporcionado por RAINN, para los miembros de la comunidad del Departamento de Defensa afectados por agresión sexual. Ofrecen ayuda para los sobrevivientes y sus seres queridos.

El Centro Nacional de Recursos en Caso de Violencia Sexual ofrece una amplia variedad de información relacionada con la violencia sexual, incluida una biblioteca grande de recursos legales.

Comuníquese con El Centro de Recursos VictimConnect por teléfono llamando al 1-855-4-VICTIM o por chat para obtener más información o ayuda para ubicar servicios que puedan ayudarlo a usted o un ser querido que ha sido víctima de agresión sexual.

OUR TRAINED VICTIM ASSISTANCE SPECIALISTS ARE READY TO HELP.